CORNEJO: EL GOBERNADOR QUE PISOTEA CONSTANTEMENTE LA CONSTITUCIÓN DE MENDOZA

En su cada vez más notorio despotismo, el gobernador se olvida de la división de poderes y decreta delirios inconstitucionales. El Código Contravencional, el cupo para matricular abogados, la autorización del fracking y la limitación de reelecciones por decreto son solo algunos de los puntos donde Cornejo se olvidó que la Constitución Provincial vale más que sus caprichosas palabras.

Alfredo Cornejo hace cada vez notorio su delirio de Napoleón. Aquel que fue electo gobernador allá en 2015 tomó el mando de la provincia y –al parecer- la banda y el bastón lo obnubilaron en un desvarío de creerse el emperador todopoderoso de Mendoza.

Emulando a Nerón cree poder gobernar a “dedocracia” sin respetar las normas y garantías constitucionales, y olvidándose que existe la legislatura e –incluso-.el Poder Judicial. La voz caprichosa de un gobernador cegado por el poder le hace daño a todos los mendocinos.

Cada vez más lejos de los preceptos constitucionales de Mendoza, el gobernador cree que su firma vale más que la carta magna provincial.

Ya lo había hecho con el Código Contravencional que terminó sancionando a la fuerza y suma varios reclamos en la justicia, donde le llueven los pedidos de inconstitucionalidad ya que algunos de sus artículos se apartan de la Constitución de Mendoza.

El gobernador también había intentado aplicar un “cupo” para matricular abogados, otra práctica inconstitucional que fue frenada por los reclamos de abogados y universidades.

Otro decreto que viola la carta magna es la autorización del fracking en Malargüe. Organizaciones ambientalistas lo denunciaron ya que el mismo vulnera la ley general de ambiente, la ley de aguas, el artículo 41 de la Constitución nacional y debía haber sido tratado en la legislatura.

Aún hay más, ya que el Gobernador presentó hace tiempo un proyecto que plantea la prisión preventiva como la regla y no en casos que existan riesgos procesales como el peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación. Esto también es inconstitucional e ineficaz como política de seguridad.

Desde ATE también han planteado la inconstitucionalidad del decreto 1267 (aquellos trabajadores contratados o en planta temporaria no podrán seguir en el Estado en caso de presentar deudas con la Administración Tributaria Mendoza (ATM). Según el gremio atenta contra los derechos de los trabajadores estatales de la provincia de Mendoza.

Esto sin olvidarse del totalmente inconstitucional Ítem Aula que atenta contra los docentes y la calidad educativa.

El último paso (virulento, demagogo e inconstitucional) del gobernador Cornejo fue limitar las reelecciones de los intendentes por decreto. Otra vez la firma del mandatario viola la carga magna provincial, con un decreto proscriptivo y que tiene como único objetivo fines políticos y de “revancha” porque el mismo no puede conseguir su reelección.