MÁS DEL 80% DE LOS MENDOCINOS RECHAZA LA RIDÍCULA DECISIÓN DE EMPEZAR LAS CLASES EL 18 DE FEBRERO

Apelando a un despropósito sin ningún sentido, el Director General de Escuelas de Alfredo Cornejo quiere empezar las clases el 18 de febrero. Fuerte rechazo del 80% de los mendocinos a una medida payasesca  e insensata que no suma a la calidad educativa. Los diez puntos que demuestran que se trata de pura y exclusiva demagogia

 

Mientras se replican las quejas por las malas condiciones de las escuelas públicas de Mendoza y los docentes y celadores subsisten con salarios de miseria, el gobierno de Alfredo Cornejo (a través de su capataz educativo, Jaime Correas) tomó la insensata decisión de hacer comenzar el ciclo lectivo 2019 el 18 de febrero.

Una aventura payasesca y tribunera que buscaba el aplauso de la sociedad y que cosechó miles de críticas de los mendocinos, ya que la medida es un sinsentido digna de un mentecato.

Apelando a mostrar “cantidad” con 190 días de clases, el Director General de Escuelas tomó una medida inconsulta y que le complica la vida a miles de mendocinos. Solo buscando generar “empatía social” mediante la demagogia, a Correas le salió el “tiro por la culata” ya que la respuesta de los mendocinos fue el masivo rechazo.

Es que este disparate educativo solo piensa en generar un shock mediático aumentando los días de clases, sin que esto signifique calidad educativa. Se trata de una medida errónea y perjudicial para alumnos, docentes y padres.

TODOS LOS CONTRAS: “CANTIDAD NO ES CALIDAD”

Ni bien se publicó en los portales la noticia, el gobierno esperaba un boom de “felicitaciones” y por el contrario todos fueron críticas.

Son muchos los puntos que no tomó en cuenta el “as” de la planificación educativa. Las altas temperaturas, los problemas de infraestructura educativa, la temporada turística, las vacaciones de padres, entre otros.

Entre los miles de comentarios “negativos” que cosechó la disposición, la mayoría de los mendocinos coincidió que cantidad no es calidad.

1 – TEMPERATURA: Las altas temperaturas de Mendoza durante el verano hacen imposible el dictado de clases, principalmente en el turno tarde. Condiciones de hacinamiento en pequeñas aulas superpobladas que ni siquiera tienen ventiladores.

2- EDUCACIÓN FÍSICA: ¿Se imaginan a los chicos haciendo “gimnasia” a pleno rayo del sol con temperaturas de más de 36º?. ¿Nadie pensó en eso?

3- INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA: El feroz recorte presupuestario a la educación planteado por el gobierno de Cornejo ha profundizado la crisis de infraestructura. Aulas y escuelas que se caen a pedazos no están preparadas para el calor agobiante. ¿Colocarán aires acondicionados en cada establecimiento educativo?

4- CONDICIONES DE TRABAJO Y ESTUDIO: ¿Es justo que los docentes y niños se expongan al calor agobiante por un capricho político?.

5 – COMERCIO Y TURISMO: Mendoza es una provincia turística y muchos comerciantes esperan hasta fines de febrero para tomarse vacaciones, ya que para esa fecha baja la afluencia turística y es más económico vacacionar. Esta medida también va a generar complicaciones en la temporada veraniega de Mendoza.

6- CANASTA ESCOLAR: La compra de útiles y la preparación para arrancar las clases demanda una fuerte inversión. La “ayuda escolar” se paga en marzo, por lo que se generará una complicación al bolsillo.

7- COSECHA Y VENDIMIA: En las zonas rurales los cosechadores no pueden llevar a sus hijos al colegio hasta que termina la faena. Muchos chicos del “campo” no empezarán hasta mediados de marzo, “después de Vendimia”.

8- CUOTA EXTRA: Para aquellos que van a instituciones privadas habrá una nueva cuota extra en febrero.

9 – COMEDOR ESCOLAR: Los comedores y raciones de desayuno suelen comenzar el mes de abril.

10- A CONTRAMANO DEL CALENDARIO NACIONAL: A contramano del resto de las provincias que arrancan los primeros días de marzo, Mendoza toma una postura inconsulta y unívoca, que no suma nada a la calidad de la educación.

FUERTE RECHAZO DE LA COMUNIDAD

En diferentes portales, como el diario MDZ o Mendoza Post, la gente se expresó masivamente en contra de esta propuesta. Una encuesta marcó que el 80% de los mendocinos están en desacuerdo.

Lo mismo sucedió en la red social de la Dirección General de Escuelas, donde cientos de personas rechazaron la medida.

“Estamos ante otro ejemplo de demagogia educativa. Dicen ‘cantidad es calidad’. Cantidad de presupuesto puede ser calidad educativa, pero cantidad de días con escuelas que son bombas de tiempo, es más cansancio y desgaste. Es el tercer año que se reduce el presupuesto educativo y quieren sumar días de clases”, explicaron desde el SUTE.

 

 

Miles de comentarios rechazando la disposición