CORNEJO DISPUESTO A TODO PARA PERPETUARSE EN EL PODER MEDIANTE SUS LADEROS POLÍTICOS

No le alcanza con manejar la provincia a látigo, también quiere el control de la Justicia, los Sindicatos, los Clubes y las comunas peronistas. No hay consenso, solo imposición en una provincia que tiene sesgos cada vez más despóticos.

Bien es sabido que la Constitución de Mendoza prohíbe la reelección del gobernador y el vice, pero el Gobernador Alfredo Cornejo quiere romper con todas las normas establecidas para perpetuarse en el poder mediante sus laderos políticos.

Bajo la espada de su delfín Martín Kerchner lo que busca es negar la posibilidad de competir a otros candidatos que incluso miden más que su Ministro. Es que Julio Cobos y Omar de Marchi duplican la intención de voto de Kerchner cosa que a Cornejo tiene complicado porque quiere que su “troupe” siga manejando la provincia e incluso extender su poder territorial.

El “bloqueo” a candidatos radicales y PRO que no vengan de su “propio riñón” o del “ala godoycruceña”, es cada vez más notorio y genera serias rispideces al interior del radicalismo, incluso a los socios de Cambia Mendoza que están cada vez más alejados. Desde el Partido Demócrata están dispuestos a romper y tientan a De Marchi con una “alternativa PRO”.

Mientras intenta disciplinar a todos los frentes internos, también busca bloquear las posibilidades del PJ. La primera maniobra fue frenar las reelecciones de los intendentes que son fuertes en su territorio.

Emir Félix fue el rival preferido por Cornejo para atacar a las comunas “fuertes” del justicialismo y el puntal de esta batalla. Al gobernador lo desvive controlar el departamento, uno de los más importantes de la provincia.

Lo que arrancó con San Rafael se planea replicar en Lavalle, Tunuyán, San Martín y Maipú, mientras que también se buscará adoctrinar al “aliado” Mario Abed.

La obsesión de Cornejo por obtener el “poder total” de Mendoza no tiene límites. No le alcanza con manejar la provincia a látigo, también quiere el control de la Justicia, los Sindicatos, los Clubes y las comunas peronistas.

A sabiendas que los números “no le dan” a sus “delfines” para competir en el territorio donde los peronistas son fuertes, decidió emitir un decreto inconstitucional y proscriptivo que es totalmente lascivo para la democracia mendocina.

“No quiere competir, quiere ganar en los escritorios”, destacó uno de los dirigentes “gansos” que dialogó con Informate Mendoza, recurriendo a una alusión muy futbolera y que se encuentra en la “picota” por estos días.